Dior mío

17 Dic

De sobra es conocido que la firma Christian Dior lleva tiempo buscando el sucesor de John Galliano y, a juzgar por el tiempo que llevan dedicado, no debe ser tarea fácil. Que si Albert Elbaz, Ackerman, Tisci, Pilati… Ninguno de los nombres acaba cuajando, pero parece ser que después de la negativa del diseñador Marc Jacobs, suena como potencial sucesor el modista belga Raf Simons. Para algunas/os este diseñador es conocido por crear las colecciones de Jil Sander, además de su propia marca.

Según el diario especializado estadounidense “Women’s Wear Daily”, quien dio la primicia sobre la posible sucesión, la compañía francesa no ha dado el paso por el contrato que Simons aún mantiene con Jil Sander.

Para quienes no lo sepan, el diseñador gibraltareño, John Galliano, fue despedido de Dior por injurias racistas, alzamiento a Hitler en estado de ebriedad y por sus continuos devaneos con el alcohol y las drogas (el mismo confirmó que desde 2007  agravó su consumo de sustancias ilegales). Pero es que, además, metió la pata hasta el fondo cuando propicio insultos racistas a un grupo de personas en un restaurante (vídeo archi difundido en TV, Youtube…) : el consejero delegado del grupo que controla los bienes de lujo, el LVMH, y, por tanto, en un escalón más alto que Galliano, es de origen judío! Vamos que se cubrió de gloria…

Por una parte entiendo que estos motivos fueran causa más que suficiente para se fuera a la calle,  ya que no comparto sus teorías racistas y hitlerianas, pero, por otro lado,  es verdad que la compañía francesa era consciente de que no era la primera vez que Galliano actuaba de esta manera y sabía de sus salidas diurnas y nocturnas con las drogas y con el alcohol. Christian Dior no hizo nada por ayudar al diseñador a salir de este mundo. Muchos pensaréis que era su problema, pero Galliano le ha dado casi 15 años de éxitos a la firma (lo que no justifica para nada sus arrebatos racistas y hitlerianos).

Cada vez más, en mi opinión, cobra más protagonismo la idea de que Dior pensaba que la era de gloria del gibraltareño se acabó y quería darle la ‘patada Charlot’.  Probablemente la firma y el LVMH llevaban tiempo maquinando esto y aprovechó este grave error público para despedirle y, además, a un coste menor. De hecho, si seguimos con mi teoría conspirativa podría ser que estuviera más que estudiado; ¿y sino porqué estos vídeo  son públicos sin más después de que hubieran pasado meses desde que Galliano fuera grabado insultando en un restaurante parisino? Está claro: una solución rápida para cargarse al diseñador, lo que, insisto, no justifica para nada sus insultos racistas y alzamiento a Hitler.

Independientemente de mi retorcida teoría (la cual tenía muchas ganas de soltar), lo que está claro es que Galliano está en la calle  y sea quien sea el sucesor, sólo esperamos que sea tan buen creativo como él y con la lengua menos suelta.

Anuncios

2 comentarios to “Dior mío”

  1. BEATRIZ 19/12/2011 a 18:34 #

    tiene sentido… la verdad es que es una pena que sea tan impresentable…

  2. Sylvia reguero Sanfeliú 21/12/2011 a 19:05 #

    Yo la verdad es que tampoco le encontraba tan fantasatico…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: